Consejos para cuidar tu ropa de ciclismo

Cuidar tu ropa de ciclismo, consejos para su óptimo cuidado y durabilidad

La equipación de ciclismo está fabricada con tejidos técnicos especiales preparados para disipar la humedad y que requieren de ciertos cuidados especiales, sobre todo si queremos que nos dure lo máximo posible y sacarle provecho. Por ello, debemos de tener ciertos aspectos que son básicos para cuidar la ropa de ciclismo y alargar su vida útil.

Mientras pedaleamos, nuestras prendas se exponen al calor, al sudor, al barro, etc, que ensucian nuestras prendas. Todas las prendas vienen con una serie de indicaciones para lavarlas que muchos se saltan a la torera.

Lo cierto es que es muy importante leer muy bien cada etiqueta ya que cada prenda tendrá unos cuidados diferentes. En este post os vamos a dar una serie de pautas generales para cuidar correctamente la ropa de ciclismo y que pueden aplicarse a la mayoría de prendas que encontramos en el mercado.

Precauciones cuando lleves puesta la ropa de ciclismo

Una vez que tengamos nuestra ropa de ciclismo puesta debemos de tener mucho cuidado con la protección solar, cremas o bálsamos para la piel, etc.

Estos productos incluyen sustancias químicas que pueden deteriorar rápidamente las fibras de las prendas técnicas e incluso mancharlas para siempre.

Equipación de ciclismo personalizada

Consejos para cuidar tu ropa de ciclismo

Precauciones cuando te quites la ropa de ciclismo

Debes de evitar que la ropa sucia y sudorosa quede mucho tiempo dentro de una mochila o incluso en el cesto de la ropa sucia. Cuelga la ropa en una zona que esté bien ventilada o lávala nada más termines el entrenamiento.

Muy importante es no poner la prenda a airearse en pleno sol. Si tu cuerpo tiene tendencia a sudar mucho, un truco antes de lavar la ropa es poner la prenda en remojo con agua fría después de su uso, así las bacterias no deterioran el tejido y la prenda no tomará malos olores.

Consejos para lavar tu ropa de ciclismo

Lo primero que tenemos que hacer es revisar las indicaciones del fabricante, normalmente indicadas en la etiqueta de la prenda o impresas directamente en el interior de la misma.

A continuación unos consejos útiles aplicables a todas las prendas:

1. Separa la ropa por colores

Si en nuestra equipación de ciclismo tenemos prendas de color oscuro y prendas de color claro o blanco, debemos separarlas por colores. Además estas prendas no deben de mezclarse con el resto de nuestra ropa diaria pues el modo de lavado debe ser diferente ya que no podemos añadir ni suavizante, centrifugado ni agua caliente.

Si mezclamos la ropa técnica con el resto de prendas posiblemente esta se deteriore con el roce. Otra opción es que laves tú mismo la prenda a mano, algo que se recomienda sobre todo si la ropa no está demasiado sucia.

2. Revisa los bolsillos SIEMPRE antes de lavar

Esto es un consejo válido para cualquier prenda que laves en la lavadora. En los bolsillos de un maillot puedes encontrar resto de geles, trozos de barritas de cereales, etc. Muy importante revisar bien los bolsillos ocultos.

3. Abrocha las cremalleras

Si la equipación tiene cremalleras es mejor abrocharlas durante el lavado, así evitaremos que se queden enganchadas en las prendas.

4. Lava siempre la prenda del revés o dentro de bolsa de rejilla

Es muy común que nuestra equipación de ciclismo esté estampada y que incluya letreros con publicidad, el nombre de nuestro club, etc. Pues bien, estos letreros resistirán más si al lavar las prendas les damos la vuelta o si las metemos en una bolsa de rejilla, de esa forma se reduce el rozamiento.

5. Usa un detergente líquido neutro. No uses suavizante y lava en agua fría

Como hemos comentado anteriormente, debes de lavar siempre con agua fría y no usar suavizantes, quitamanchas ni cualquier otro producto de lavado ¡ni se te ocurra la lejía!

Los suavizantes y productos de lavado pueden dañar las espumas de las badanas o gamuzas de nuestros culottes. Además pueden generar microbolas de aceite que taponan los poros de las rejillas de transpiración de las prendas. Lo mejor es un poco de jabón líquido (mejor neutro) y punto.

6. Si la lavas a mano ¡No estrujar! y a máquina ¡no centrifugar!

No debes de centrifugar la ropa de ciclismo. Si la lavas a mano, no debes frotar ni estrujar. Para quitar el exceso de agua, solo debes apretar suavemente con la mano.

7.  No lavar en seco

Como hemos comentado antes, nada de productos químicos. Por lo tanto nada de limpieza en seco. Para este procedimiento se usan productos químicos que se llaman solventes y que disuelven la grasa y las manchas de la prenda, pero que además son muy nocivos para las fibras de la ropa técnica.

8. Prohibidas secadoras y planchas

El calor es el gran enemigo del poliéster y la mayoría de prendas técnicas de ciclismo lleva este tipo de tejido. Una vez que hayas lavado la ropa debes de ponerla a secar en una zona ventilada pero que no le dé el sol directamente. El sol empalidece los colores.

Por supuesto nada de plancha. Si algo bueno tienen este tipo de tejidos es que no necesitan se planchados ya que no generan arrugas. Además al lavar sin centrifugar va a reducir que aparezcan arrugas en las prenda.

Colección de maillots de ciclismo personalizados